viernes, 13 de abril de 2012

Reseña: Garth Marenghi's Darkplace (Serie de TV) (2004)



"I'm Garth Marenghi: author, dreamweaver, visionary, plus actor. You are about to enter the world of my imagination"

Con sólo una única temporada y un total de 6 episodios, Matthew Holness y Richard Ayoade se coronaron con una serie televisiva formidable. La mejor comedia británica que he visto. Dirigida por Richard Ayoade (que participa en la conocida serie de humor IT The Crowd en el papel de Moss), la serie resulta sencillamente espectacular. En un formato de falso documental, el ficticio escritor de novelas de terror Garth Marenghi nos desempolva 6 episodios de culto de una serie que nunca se llegó a estrenar en los ochenta (aunque se llegó a emitir algún capítulo en Perú). Una serie dentro de una serie, vaya.


Sanch, Thornton, Dag y Liz.

Esa serie de culto olvidada está protagonizada por el propio Garth Marenghi (Matthew Holness) encarnando al Dr. Rick Dagless y por su productor Dean Learner (Richard Ayoade), junto a Madeleine Wool (Alice Lowe) y Todd Rivers (Matt Berry).


Presentamos al Doctor Rick Dagless

Rick Dagless es un exitoso médico que trabaja en el hospital Darkplace, a la par que está versado en la lucha contra las fuerzas sobrenaturales. Para enfrentarse a ellas cuenta con la ayuda de otros 3 personajes. Su mejor amigo y compañero de trabajo, el Dr. Lucien Sanchez (Todd Rivers). Liz Asher (Madeleine Wool), una doctora recién llegada con poderes psíquicos (amplificados con la regla), que sigue punto por punto los estereotipos de rubia frívola y tonta. Thornton Reed, el administrador del hospital, interpretado de manera horrenda por Dean Learner (Richard Ayoade).

La gloriosa interpretación de Dean Learner en el papel de Thornton Reed

Una de las principales características de la serie es que utiliza de manera deliberada errores de raccord, bromas machistas, actuaciones de cartón piedra y efectos especiales de guardería para dar una sensación de producción de bajo presupuesto de los 80. Y de qué manera.

Liz.

Cada episodio de la serie dentro de la serie es introducido por Garth Marenghi, que con un ego exarcerbado nos vende sus virtudes como escritor, nos narra pasajes de sus libros o nos trata como idiotas a los espectadores. Entre medias de cada episodio la serie se detiene para dar lugar a comentarios sobre ésta de Garth Marenghi, su productor Dean Learner y Todd Rivers. En ellos Dean Learner reconoce que su interpretación es así de mala, no está simulando, por ejemplo.

Liz y el el Dr. Sanchez

Como vemos en todas las imágenes de la entrada, hay un verdadero esfuerzo encaminado a que la serie se parezca a una producción de los ochenta. Esta atmósfera tan "rancia" es uno de los pilares en los que se sostiene la parodia.

La serie se ríe en cada capítulo de los clichés de las novelas de terror de los setenta y ochenta. A Stephen King seguro que se le cae la cara de vergüenza (o de risa). En el primer capítulo llamado apropiadamente Once Upon A Beginning se cuenta cómo son abiertas las puerta del Infierno sobre las que está construido el hospital de Darkplace, pese a los intentos de impedirlo por parte de Dag. En el segundo (Hell Hath Fury), con la  doctora Liz Asher desatada psíquicamente debido a la vejación machista y a la regla, se parodia a la película de Carrie.  La adopción por parte de Dagless de la criatura nacida de la violación a un paciente por un peligroso monstruo-ojo es el centro de la trama del tercer capítulo (Skipper, the Eyechild). El cuarto episodio (The Apes of Wrath) trata de cómo la plantilla del hospital se convierte progresivamente en pre-homínidos. En el quinto capítulo (Scotch Mist), Dagless y sus prejuicios racistas se enfrentan a la niebla escocesa, en una parodia a The Fog, realizando en el duelo final con los fantasmas escoceses un claro homenaje a El Bueno, el Feo y el Malo. En el último capítulo (The Creeping Moss from the Shores of Shuggoth), una invasión alienígena contagiosa de bróccoli del espacio pone contra las cuerdas al grupo, es una clara referencia a la novela corta "Weeds" de Stephen King. También tiene una aire a Lifeforce, el drama apocalíptico de vampiros del espacio llegados con el cometa Halley de 1985.




El pasaje erótico más conseguido escrito por Garth Marenghi: 
"Mary felt her body burning, even though the room was properly air-conditioned. They tried all the positions: on top, doggy and normal... Then, a hell-beast ate them".

El conocimiento aplicado que siempre encontramos en las novelas de Garth Marenghi:
"My books always say something. Even if it's just something simple, like "don't genetically engineer crabs to be as big as men".



Como extra os pongo el videoclip de Todd Rivers que aparece en el último episodio. Pegadizo, muy pegadizo: Todd Rivers - One Track Lover


Mi veredicto: Sublime y brillante. No tiene desperdicio. Ni siquiera los créditos. Lo malo es, claro, la brevedad de la serie. En poco más de dos horas te la ventilas. Darkplace, Darkplace!

6 comentarios:

  1. mmmmm tiene muy buena pinta!!! me la apunto!!! gran reseña bro...un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí! Es un pedazo de serie. Os la recomiendo de manera ferviente a todos mis lectores.

      Eliminar
  2. Tengo una cita imposponible con esta serie que llevo paradójicamente retrasando meses y meses. ¡Darkplace, darkplace!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No será porque yo no te haya insistido...

      Eliminar
  3. ¡Qué grande era! Es una serie que se adelantó a su tiempo, y pese a lo rancio y cutre intencionado de su aspecto, se notaba que era un poco carilla de mantener...y que no es precisamente un estilo de humor mayoritario.
    Por lo demás, genial: Garth Marengi se parece horrores a Stephen King (aunque en ocasiones digan que lo cutre de algunas de sus novelas parodian a Shaun Hutson) y...bueno, cualquiera que haya llegado el episodio de los monos habrá comprobado los niveles de absurdo que consiguen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maravillosa. Una enorme demostración de talento de la pareja Ayoade-Holness. Sí, como bien dices, el tipo de humor del que hace gala no el del tipo que levanta audiencias, más que nada.

      Tengo pendiente por ver el pseudo-spinoff "Man to Man with Dean Learner", aunque sé que casi con toda probabilidad no le va a alcanzar en grandeza. Thornton era, de los 4 el que menos carcajadas me proporcionaba, pero, por otra parte, Dean en el falso documental "tenía mucho estilo"...

      Eliminar